BOSTON RECIBE A YANKEES EN 100mo ANIVERSARIO DEL FENWEY

por

20 abril, 2012

Por Ian Browne / MLB.com

Será una fiesta centenaria que quizás sólo dos grandes rivales puedan apreciar de verdad. Para jugar por los Medias Rojas o los Yankees, es necesario saber los grandes momentos que te preceden, tanto los recientes como los de hace décadas.

El espectáculo está programado para el viernes, día en el cual el Fenway Park de Boston celebrará su centésimo cumpleaños con una ceremonia para el recuerdo, y ni hablar del primer choque de los eternos rivales este año.

Pero una vez que se vacíe el terreno y las leyendas de los Medias Rojas se trasladen a sus palcos de lujo o a las gradas, los jugadores de ambos equipos podrán enfocarse en cosas más importantes.

Es poco común que los Medias Rojas y los Yankees se enfrenten con ninguno de los dos jugando bien. Quizás la adrenalina y la intensidad de la rivalidad sirvan para mejorar la calidad de juego de ambos lados.

“Sea lo que sea, espero que sea un estímulo para el equipo”, dijo el mánager de Boston, Bobby Valentine, quien es nuevo en la rivalidad. “Creo que así será”.

Está claro que los Medias Rojas necesitan una sacudida, ya que llegan a la serie contra los Yankees con marca de 4-8. Después de comenzar con 2-10 el año pasado y terminar con 7-20, en estos momentos reina la negatividad en Boston.

Lo único que los Medias Rojas pueden hacer para cambiar eso es comenzar a ganar juegos. Y para lograrlo, no pueden enfocarse en que por segunda temporada consecutiva han tenido un comienzo lento ni en una posible “resaca” del pasado septiembre.

“Ganar”, dijo el receptor de Boston, Jarrod Saltalamacchia. “Al final, eso es lo que cuenta. Tenemos que ganar. Hemos disputado 12 juegos. No es gran cosa. El año pasado a estas alturas teníamos 2-10. Francamente, tenemos que concentrarnos un juego a la vez, un lanzamiento a la vez. El pitcheo que tenemos es el mejor de la liga. Así es. Tenemos que salir, acomodarnos y comenzar a hacer los pitcheos”.

El abridor Clay Buchholz subirá a la lomita por Boston; los Yankees, que llegan a la serie con marca de 7-6, contrarrestarán con el dominicano Iván Nova.

Para cuando los Medias Rojas y los Yankees salgan al terreno, sentirán que están disputando un partido de postemporada.

Los que forman parte de la rivalidad por primera vez no ven la hora de salir al terreno.

“Durante toda mi carrera y toda la vida he oído hablar (de la rivalidad)”, dijo el guardabosque de los Medias Rojas, Cody Ross. “El poder ser parte de eso el viernes, y con todo lo que se llevará a cabo el viernes, va a ser fantástico. Pero tenemos que enfocarnos en la tarea inmediata, la cual se trata de salir a jugar un buen béisbol”.

Y para aquellos que ya conocen de cerca la rivalidad, ésta nunca los aburre.

“Es muy importante”, dijo Dustin Pedroia sobre la serie contra los Yankees. “Estamos tratando de jugar un buen béisbol. Sé que a los Yankees, los fanáticos, los medios y a todo el mundo le gusta este tipo de enfrentamientos. Simplemente estamos tratando de jugar un buen béisbol y ganar partidos; ojalá podamos hacerlo”.

Todos los años, llegan caras nuevas a ambos equipos. Y todos los años, permanecen algunos rostros conocidos. A los Medias Rojas los definen Pedroia, el dominicano David Ortiz, Jon Lester y Josh Beckett. Los Yankees aún cuentan con los incansables Derek Jeter y el panameño Mariano Rivera, mientras se acerca el regreso de Andy Pettitte.

Las murmuraciones hace unos años de que Jeter, de 37 años, estaba envejeciendo resultaron ser igual de acertadas que los rumores de que Ortiz ya no era un cañonero de lujo.

“Es de primera categoría”, dijo Pedroia acerca de Jeter. “Todo lo que hace dentro y fuera del terreno lo hace con respeto y juega el deporte como se debe. Es un tipo increíble y magnífico para el béisbol”.

Ortiz llega a la serie con promedio de bateo de .383, mientras que Jeter está bateando .373.

“(Jeter) luce muy bien”, dijo el intermedista dominicano de los Yankees, Robinson Canó. “Estoy contento. La gente sigue hablando de su edad y todo eso. Me da gusto verlo comenzar fuerte”.

En ambos equipos hay jugadores que han arrancado a todo motor, pero ninguna de las dos escuadras ha entrado en ritmo colectivamente. Ni los Medias Rojas ni los Yankees han ganado más de tres juegos consecutivos este año y han tenido rachas perdedoras de igual número de partidos.

“Simplemente tenemos que hacerlo todo mejor”, dijo Pedroia. “Tenemos que batear mejor, jugar mejor defensa y lanzar mejor. Si hacemos esas tres cosas, nos irá bien. Nuestro plan consiste en jugar como se debe y ganar muchos partidos”.

La emoción seguirá creciendo hasta que se haga el primer lanzamiento el viernes.

“Creo que va a ser increíble”, dijo el jardinero derecho de los Yankees, Nick Swisher. “Estoy ansioso. Se trata de los dos equipos de más historia en el deporte, punto, y un centésimo aniversario – eso lo van a hacer muy bien”.

 

Notas Relacionadas