VALENTINE. AGREGARIA “SAZON” A LA RIVALIDAD CON N.Y.

por

14 marzo, 2012

www.lasmayores.com

Bobby Valentine no le echó leña a la rivalidad de los Medias Rojas y los Yankees. No hacía falta.

En esta semana Boston hizo su primera visita de la primavera al George M. Steinbrenner Field, sede de los Yankees en la Liga de la Toronja. Valentine ya había expresado que su personalidad debe de agregarle algo de sazón a cada serie entre estos dos poderes del Este de la Liga Americana.

En esta ocasión, el nuevo piloto de los Patirrojos habló con mucho respeto sobre la rivalidad, reconociendo que ya quiere ser parte de ese folklor. Sin embargo, enfatizó que su propia personalidad y forma de ser no han cambiado para nada.

“Se trata del béisbol en su mejor manifestación”, dijo Valentine. “Entiendo la mentalidad de que es un solo partido en las posiciones. Entiendo eso totalmente, y también que ésa debe ser mi actitud. Pero lo disfruto un poco más que jugar contra un equipo de la División Oeste. No creo que se me pueda culpar por eso. Ese soy yo.”

El manager de los Yankees, Joe Girardi, dijo que probablemente exista algo más de “sazón” a la rivalidad con Valentine al frente de Boston, pero no quiere que sus pupilos cambien su mentalidad por eso. El dirigente de los Bombarderos no está dispuesto a alterar su actitud ante un juego a fines de septiembre en el Fenway Park en comparación con un partido a mediados de julio en Seattle.

Como alguien que ha jugado y ha dirigido en esta rivalidad, Girardi ha expresado que en ocasiones es difícil no dejarse llevar por las emociones de la misma, ya que se habla tanto sobre la batalla en los medios.

Parte de dichas emociones viene de ser cuestionado tantas veces sobre lo mismo. Y Girardi ha tenido que contestar muchas preguntas sobre la rivalidad desde que Valentine fue contratado por los Patirrojos. Primero llegaron las críticas de éste sobre la famosa jugada de Derek Jeter en la postemporada del 2001 vs. Oakland, y luego sus elogios a Jason Varitek por pelear con Alex Rodríguez en el 2004.

“Es parte de mi trabajo, ¿verdad?”, expresó Girardi sobre contestar las interminables preguntas sobre la rivalidad. “Estoy seguro de que va a haber un sabor diferente, porque es un manager diferente. Estoy seguro de que la gente lo veía todo distinto cuando llegué yo que cuando estuvo Joe (Torre), porque soy un ser humano diferente. No sé qué tipo de sazón va a agregarse, pero ya lo vamos a saber.”

Esa ha sido una respuesta común aquí: ya veremos. Valentine dijo que no sabía si debería anticipar con gusto la intensidad de la rivalidad. Girardi no sabía exactamente cómo la afectaría la personalidad de Valentine. Éste no sabía si le gustaba o no un calendario no equilibrado, en el cual su club tiene que medirse a Nueva York con tanta frecuencia. Tampoco supo decir cómo diferiría a la rivalidad Mets-Yankees, algo que conoce de sus días como manager del equipo de Queens. De hecho, Valentine no supo analizar bien si es el mismo dirigente ahora que en aquellos tiempos.

Pero ya quiere saberlo. Como observador y analista neutral, siempre veía la rivalidad como “exactamente lo que debe ser el béisbol”, así que va a ver todo eso de primera mano.

“No tengo otra opción, ¿verdad?” dijo al respecto. “Será más de lo que espero y probablemente algo de lo que he percibido desde fuera. He estado en la oficina de Joe Girardi y en la de (Terry Francona, ex manager de Boston) durante la rivalidad. Les he visto la cara. Les he escuchado la voz. Entiendo eso. He visto a los fanáticos. He leído los periódicos. He escuchado lo que se dice en radio y televisión. Pero hasta que uno lo vive, no puede decir lo que va a ser.”

Algo que no piensa hacer es provocar a los Yankees fuera del terreno. Sin embargo, tampoco cree que ser el centro de atención le tiene que quitar concentración a sus propios peloteros.

“Creo que de vez en cuando, puedes abrir un paraguas en medio del aguacero”, dijo Valentine. “Trabajé en el negocio (de los medios), y si puedo facilitarles el trabajo-estoy aquí para complacerles, me supongo.”

¿Acaso ha cambiado la rivalidad a raíz de la actitud de Valentine? Para Girardi, ha sido más importante por la reciente historia de los equipos dentro del terreno, pero reconoció que este año puede haber un poco más de anticipación. Algo en que coinciden ambos managers es que sus comentarios públicos no son lo que hacen de la rivalidad algo tan esperado.

“Esta es una gran rivalidad, sin importar cuáles son las piezas; sin importar si estoy yo o no, es una gran rivalidad”, expresó Girardi. “Cuando Yogi (Berra) jugó o Mickey (Mantle), o cuando jugué yo con Bernie (Williams), siempre ha sido una gran rivalidad.

Agregó Valentine: “Son jugadores especiales de ambos equipos. En 20 años, habrá una lista de peloteros que jugarán en esta rivalidad que serán recordados por las fanaticadas de ambos clubes.

“Me permitieron ser parte de ella.”

Notas Relacionadas