¿QUE HARAN LOS YANKEES AHORA?

por

27 abril, 2012

Por Richard Justice / MLB.com

Andy Pettitte viene en camino para los Yankees. ¿Le seguirá Roy Oswalt?

Sí, podría ser hora de hacer eso.

Los Yankees llegaron al 2012 con una rotación profunda y talentosa-un grupo de abridores que combinaba la juventud con la experiencia, uno que parecía ser tan sólido como cualquier otro en Grandes Ligas.

Ahora, podrían tener que improvisar y contar con nombres que jamás imaginaron cuando empezaron los entrenamientos de primavera.

La difícil noticia llegó el miércoles, cuando los Yankees se enteraron de que el dominicano Michael Pineda se sometería a una cirugía que lo mantendrá fuera de acción durante un año entero. Unas horas después de eso, Nueva York vio otra salida lamentable de Phil Hughes, quien ni siquiera pasó del tercer inning en una derrota por 7-3 de los Mulos ante los Rangers.

Mientras tanto, los prospectos cotizados de los Yankees en liga menor tampoco se han visto muy bien que digamos. De repente, el equipo del Bronx ha visto lo que se perfilaba como un punto fuerte pasar a ser una debilidad.

La situación ha llegado hasta el punto de que el regreso de Andy Pettitte, algo que parecía más un lujo que una necesidad hace unas pocas semanas, podría ser ahora la clave de la temporada.

El gerente general de Nueva York, Brian Cashman, probablemente esté analizando otras opciones en estos momentos. Oswalt, por ejemplo, sigue disponible en el mercado.

¿Tratará Cashman de adquirir al dominicano Wandy Rodríguez de los Astros o al boricua Jonathan Sánchez de los Reales?

Los abridores de los Yankees están cerca de los últimos lugares de la Liga Americana en efectividad, innings lanzados y aperturas de calidad.

Si se tratara de un solo lanzador, sería más fácil de arreglar. Después de 18 partidos, el dominicano Iván Nova es el único abridor del equipo con promedio de carreras limpias mejor que 4.00. Mientras tanto, dos abridores-el venezolano Freddy García (0-1, 9.75) y Hughes (1-3, 7.88)-han comenzado mal…bien mal.

“No ha sido bueno, y hemos encontrado la manera de llegar (a récord de) 10-8”, dijo el manager de los Yankees, Joe Girardi. “Tengo que creer que vienen días mejores para nuestra rotación.”

Con un margen de error casi inexistente, Nueva York necesitaba contar con un buen esfuerzo de Hughes el miércoles. El derecho pudo haber puesto otra nota al día con una salida que provocara algo de optimismo en el equipo.

Pero en vez de eso, fue otro de esos partidos en los que los Yankees vieron un Hughes bien diferente al que ganó 18 juegos en el 2010 y que en ese entonces era una estrella en ascenso.

En sólo una de sus cuatro aperturas ha lanzado Hughes por lo menos cinco entradas, y dejó el estadio de Texas con promedio de carreras limpias de 7.88. Retiró a sólo ocho de los 15 bateadores que enfrentó al permitir cuatro carreras limpias en 2.2 episodios.

“El año pasado se trataba de mi velocidad”, dijo Hughes al tratar de explicar sus problemas. “Ahora es la localización. Tengo que lograr que ambas cosas estén bien.”

De su parte, Girardi expresó que pondrá a lanzar a Hughes la próxima vez que le toque.

“Creemos que puede hacerlo”, dijo el capataz. “Sé que él cree que puede hacerlo. Hay que seguir trabajando en eso.”

Para sobrevivir, los Yankees necesitan que CC Sabathia, Nova y Hiroki Kuroda lancen como estaban proyectados a hacerlo.

Pettitte, de 39 años, está programado para volver a Grandes Ligas pronto. Su regreso será justo a tiempo.

“Todo el mundo está presumiendo que Andy será el Andy se siempre cuando retorne”, dijo Girardi. “Yo me incluyo en ese grupo.”

Si Sabathia Nova, Kuroda y Pettitte lanzan con un alto nivel, los Yankees podrían tener suficiente para ganar otro campeonato.

Después de ellos hay muchas interrogantes. García ha tenido cinco aperturas difíciles en forma consecutiva. El dominicano Dellín Betances y el mexicano Manuel Bañuelos llevan efectividades peores que 8.00 en Triple-A, sin victorias.

Esto no es lo que visualizaba Cashman. Cuando el GG adquirió a Kuroda y Pineda en enero y vio que Pettitte quería salir del retiro, los Yankees parecían contar con una de las rotaciones más profundas.

“No hubiésemos pronosticado esto”, dijo Girardi. “El pitcheo abridor es muy impredecible. Creo que los nuestros pueden pitchar. Eso es lo primordial. Pero hay que hacerlo.”

Cashman cedió a su mejor jugador joven, el venezolano Jesús Montero, en el canje con los Marineros para adquirir a Pineda. El ejecutivo reconoció el riesgo del cambio cuando lo ejecutó.

Si uno quiere analizar este canje ahora, no vale la pena. Falta mucho tiempo para poderlo hacer bien. Cashman se arriesgó con uno de los mejores brazos de 23 años en el béisbol-y en este momento, ese brazo de 23 años no puede lanzar.

¿Preferirían los Yankees tener un GG que tuviera miedo de arriesgarse? Por supuesto que no. Sería una tontería.

A esta altura, esas conjeturas son irrelevantes. El reto de Cashman ahora es procurarle una rotación competitiva a Girardi. Más adelante podremos decir quiénes ganaron y quiénes perdieron con el susodicho cambio entre Seattle y Nueva York.

Notas Relacionadas