Armados hasta los Dientes

por

16 febrero, 2012

Tras calificar las mejores rotaciones y los bullpens más confiables de Grandes Ligas, ahora le damos un vistazo a lo que consideramos serán los 10 lineups más potentes del béisbol en el 2012.

10. Reales:: Quizás pocas personas se hayan dado cuenta de que los Reales terminaron en el 10mo lugar del béisbol en carreras anotadas el año pasado, pero se trata de un club que podría recibir bastante atención a medida que su joven núcleo se vaya desarrollando. Eric Hosmer, Billy Butler, Jeff Francoeur y Alex Gordon son capaces de sonar 20 bambinazos o más este año. Mike Moustakas también tendrá ese tipo de poder si puede recuperarse tras una campaña de novato decepcionante. Kansas City debe de tener velocidad con el campocorto venezolano Alcides Escobar y el jardinero central Lorenzo Cain. Falta ver si los Reales contarán con el pitcheo necesario para dar la pelea, pero no se espera que este lineup tenga problemas a la hora de producir carreras.

9. Diamondbacks: Arizona ha agregado a Jason Kubel, quien conectó al menos 20 jonrones en cada temporada del 2008 al 2010 antes de que una lesión en el pie izquierdo lo limitara en el 2011. Kubel se une a una ofensiva que terminó en el quinto lugar de la Liga Nacional y en el noveno lugar de Grandes Ligas en carreras anotadas en el 2011. Justin Upton (30 vuelacercas, OPS de .898) fue candidato a Jugador Más Valioso en la L.N. el año pasado. Además de Upton y Kubel, Arizona también cuenta con el receptor venezolano Miguel Montero y Chris Young en un lineup repleto de poder y velocidad y que tiene un buen balance de bateadores derechos y zurdos. Una campaña completa de Paul Goldschmidt haría aun más sólida esta ofensiva.

8. Rockies: Aun con lo inconsistentes que fueron en el 2011, los Rockies terminaron en el octavo lugar de Grandes Ligas en carreras anotadas. Con Troy Tulowitzki haciendo de las suyas (tiene un OPS de .931 en las últimas tres campañas), el venezolano Carlos González en salud tras sufrir una lesión en la muñeca derecha, Todd Helton, quien viene de una temporada de repunte, y Michael Cuddyer en la parte gruesa del lineup, Colorado debe de ser más consistente. No obstante, la edad podría ser un factor. Cuddyer tendrá 33 años. El nuevo intermedista, el también venezolano Marco Scutaro, tiene 36. El nuevo antesalista, Casey Blake, y Helton tienen 38. El cañonero Jason Giambi tiene 41. Los Rockies serán susceptibles a las lesiones, lo cual podría disminuir su producción.

7. Cardenales: La ida del dominicano Albert Pujols va a tener algunas repercusiones, aunque San Luis se ha preparado para ello con la contratación del boricua Carlos Beltrán, cuyo OPS de .910 lo colocó en el 15to lugar entre bateadores de Grandes Ligas en el 2011. Los Cardenales también podrían mejorar si David Freese, héroe de la Serie Mundial, se mantiene sano durante toda la temporada y si Allen Craig se convierte en el titular productivo que el club considera que puede ser. Al igual que en el caso de los Rockies, la edad podría ser un factor en San Luis. Beltrán tendrá 35 años. Berkman tiene 36 y el campocorto dominicano Rafael Furcal 34. Hasta Matt Holliday, quien se perdió parte de la temporada del 2011 debido a varias lesiones, tiene 32 años y se cree que la mejor etapa de su carrera ya pasó. Pero el lineup de San Luis cuenta con suficiente talento como para volver a ser uno de los clubes más productivos del Viejo Circuito.

6. Azulejos: Gracias al desempeño del dominicano José Bautista, la ofensiva de Toronto fue la sexta más productiva de Grandes Ligas en el 2011 y ahora, por primera vez, cuenta con Brett Lawrie para una temporada completa. Lawrie tuvo un OPS de .953 en 43 partidos en su primera estancia en la Gran Carpa y tiene el material para llegar a ser una superestrella. Los Azulejos también esperan que se establezca Colby Rasmus. Suma a eso el poder de Adam Lind, J.P. Arencibia y el dominicano Edwin Encarnación, más el talento del primer bate cubano Yunel Escobar (porcentaje de embasarse de .369) y el resultado es un lineup peligroso de principio a fin.

5. Rojos: Los Rojos han anotado 1,525 carreras en las últimas dos temporadas, más que cualquier otro equipo de la Liga Nacional. Joey Votto (OPS de .984 en ese tramo) tuvo algo que ver. Con Votto en la flor de su carrera y Brandon Phillips en el último año de su contrato, se espera que la ofensiva vuelva a ser una potencia, especialmente si Scott Rolen se mantiene sano, Drew Stubbs logra un repunte y Jay Bruce sigue evolucionando con respecto a su poder. Los Rojos esperan que alguna combinación de Chris Heisey, Todd Frazier y el recién adquirido Ryan Ludwick mejore la producción ofensiva del puesto de jardinero izquierdo. El joven campocorto Zack Cozart y el cátcher Devin Mesoraco podría estar listos para papeles prominentes.

4. Rangers: Los Rangers llegaron al 2011 con la expectativa de que su ofensiva rebosaría de talento gracias a las presencias de Ian Kinsler, el venezolano Elvis Andrus, Michael Young, y los dominicanos Adrián Beltré y Nelson Cruz. Pero debido a lesiones, esos seis jugadores sólo estuvieron en el lineup al mismo tiempo en 51 partidos. Aun así, Texas terminó en el tercer lugar de Grandes Ligas en carreras anotadas. Seis de sus bateadores tuvieron un OPS por encima del promedio de la liga. Los Rangers no hicieron su mayor esfuerzo por firmar a Prince Fielder y es posible que lo lamenten si vuelven a sufrir una oleada de lesiones. Y quizás este no vuelva a ser el “Año de Mike Napoli.” No obstante, no es descabellado pensar que este club seguirá produciendo a buen paso gracias a su profundidad.

3. Tigres: Detroit anotó la cuarta mayor cantidad de carreras en Grandes Ligas en el 2011 y ahora tiene la mejor combinación de tercer y cuatro bate del béisbol: el venezolano Miguel Cabrera y Prince Fielder. Por otro lado, el campocorto dominicano Jhonny Peralta viene de una gran temporada y el receptor Alex Avila estalló el año pasado. Y no hay que olvidarse de Brennan Boesch. Antes de que una lesión en el pulgar derecho le pusiera fin a su campaña, el manager de Detroit, Jim Leyland, le decía a todo el mundo que Boesch iba a ser “un monstruo”. La falta de velocidad y la inconsistencia del primer bate Austin Jackson hacen que este lineup sea unidimensional, motivo por el cual está en el tercer lugar de esta lista y no en el primero o segundo. Pero pocos órdenes ofensivos tienen tanto poder como éste.

2. Yankees: A pesar del lento comienzo de Derek Jeter, el retroceso de Mark Teixeira y las lesiones de Alex Rodríguez, los Yankees terminaron en el segundo lugar de Grandes Ligas con 867 carreras anotadas en el 2011. El dominicano Robinson Canó volvió a brillar y Curtis Granderson mejoró mucho su desempeño contra serpentineros zurdos, lo cual ayudó enormemente. Nueva York una vez más se perfila como un lineup de lujo que hará sudar a los lanzadores contrarios y será especialmente temible si A-Rod logra mantenerse sano tras someterse a terapias de la rodilla derecha y el hombro izquierdo. No obstante, los Yankees sacrificaron potencial ofensivo cuando enviaron al receptor venezolano Jesús Montero a los Marineros a cambio del serpentinero dominicano Michael Pineda.

1. Medias Rojas:: El colapso de Boston en septiembre no tuvo nada que ver con su ofensiva, la cual terminó en el tercer lugar de Grandes Ligas en carreras anotadas durante ese mes. Los Medias Rojas tuvieron el lineup más productivo del béisbol en el 2011, ya que anotaron 875 carreras y no hay motivos para pensar que habrá marcha atrás. Jacoby Ellsbury (.928), el mexicano Adrián González (.957), Dustin Pedroia (.861) y el dominicano David Ortiz (.953) terminaron entre los primeros tres jugadores en OPS en el 2011 en sus respectivas posiciones. Aun con lo adolorido que estaba, Kevin Youkilis terminó en el sexto lugar entre los antesalistas con OPS de .833. Es de suponerse – quizás erróneamente – que Carl Crawford mejorará algo al bate en su segunda temporada en Boston. Sea como sea, se puede argumentar que el lineup de los Patirrojos es el más intimidante de la Gran Carpa.

Mención Honorífica: Angelinos, Rays.

www.lasmayores.com

Notas Relacionadas