fondo
Beisbol Grandes Ligas — 07/11/2020 5:48 pm

FUTURO INCIERTO PARA EL BEISBOL MEXICANO

 

El problema del Covid-19 trae consigo dificultades para la pelota profesional de este país

Por Fernando Ballesteros

Para nadie es una sorpresa que el 2020 ha sido uno de los años más complicados para el deporte en el mundo, el beisbol incluido. Las difíciles condiciones y los riesgos de contagio obligaron al Rey de los Deportes a parar muchas de sus actividades y torneos, reprogramándose muchos de ellos, cancelándose en definitiva otros tanto y garantizando el desarrollo de unos más.

Aunque el reciente título de Julio Urías y Víctor González con los Dodgers de Los Ángeles en la Serie Mundial fue una alegría para muchos, ahora toca pensar en lo que se viene en el futuro de la pelota caliente en nuestra nación, ante la crisis económica y sanitaria que hay en el mundo.
El beisbol, como el segundo deporte más popular en el país, es también un atractivo para el mundo de los negocios. Son decenas de patrocinadores los que trabajan en el entorno del Rey de los Deportes (tal es el caso de ARCO como sponsor principal en la Liga Mexicana del Pacífico), y muchas las casas de apuestas que le dan seguimiento a sus juegos, por lo que resulta importante para estos circuitos el poder comenzar el próximo año sin mayores problemas.

Por esto mismo, no resulta raro que se hayan tomado todas las medidas y decisiones para garantizar que el juego no pare en 2021 y tratar, dentro de sus posibilidades, que se cante playball a diversos niveles.

Si todo marcha con normalidad, se prevé que la Liga Mexicana del Pacífico termine su segunda vuelta el 30 de diciembre y que tengamos un campeón a más tardar el 28 de enero de 2021. El circuito invernal ha manejado la presencia de público en estadios como los de Sinaloa, mientras que los parques de Sonora decidieron tener juegos a puerta cerrada.

El ganador de la LMP representará a México en la próxima Serie del Caribe, la cual tiene a Mazatlán como sede prevista. Durante los últimos meses, las dudas han estado alrededor de este campeonato internacional, desde la polémica que surgió alrededor del estadio Teodoro Mariscal, cuando se le llegó a suspender la concesión del inmueble a Venados de Mazatlán, hasta que se llegó a un acuerdo y la novena local pudo mantenerse en su casa.

Ante la situación actual, en las oficinas de la liga han asegurado que la Serie del Caribe “va viento en popa” y ya cuatro de seis ligas han confirmado, faltando únicamente Panamá (país invitado) y Venezuela (país perteneciente a la Confederación de Béisbol Profesional del Caribe). Toda la logística está lista y esperan tener todo lo necesario para que esta fiesta siga en pie.

“Afortunadamente, Mazatlán tiene un ADN turístico que le ha permitido empezar a recibir gente en el puerto y a aprender, cada vez aprendemos más de este virus y cómo manejarlo”, dijo hace unas semanas Omar Canizales, presidente de la Liga, en conferencia de prensa virtual.

LA LMB Y SU FUTURO

El beisbol de verano también viene de un momento complicado. La Liga Mexicana de Beisbol no pudo celebrar su 95 aniversario por la contingencia sanitaria. Para empezar, el circuito decidió no cantar el playball en marzo, cuando comenzó la pandemia, además de que a mediados de año se anunció un plan para tratar de iniciar su campaña en agosto.

Sin embargo, los problemas de logística se hicieron presentes, pues tanto la LMB como la LMP llegarían a coincidir sus temporadas y eso habría sido un problema para aquellos peloteros que militan en las dos ligas, así como para equipos como Sultanes de Monterrey, quienes participan en los dos campeonatos.

Además, la Liga Mexicana de Beisbol no pudo desarrollar su campaña como esperaban, con un aforo limitado en sus parques, situación que sí se ha dado con el torneo invernal. Por esto, no quedó de otra más que cancelar la temporada y los esfuerzos se han concentrado en una campaña 2021, con el objetivo de que generar los ingresos necesarios para solidificar su modelo de negocios.
En el aspecto deportivo, destaca el posible regreso de un icónico equipo como Rojos del Águila de Veracruz, quienes volverían al campeonato desde su salida en 2017, aseguró Cuitláhuac García en un video compartido en sus redes sociales, además de que Tigres permanecerá en Quintana Roo y no se moverá a San Luis Río Colorado (Sonora) o la Ciudad de México, como se llegó a especular.

La situación actual que se vive en el mundo haría aún más difícil el sueño que tiene el presidente Andrés Manuel López Obrador, quien a finales de 2019 anunció su deseo de ver unificadas a la Liga Mexicana del Pacífico y la Liga Mexicana de Beisbol en una sola competencia, debido a las dificultades de logística, equipos y calendario que todo implicaba de por sí, ahora se le suma el hecho de que las ligas primero deben recuperarse de este año antes de pensar en un proyecto tan ambicioso.

TORNEOS INTERNACIONALES

En lo que a selección se refiere, hay que tomar en cuenta dos competencias. En junio de 2020, se tomó la decisión de posponer la Copa Mundial de Beisbol WBSC U-23, que espera enfrentar a los mejores peloteros jóvenes de 12 equipos calificados, entre los que se incluye México, anfitrión y campeón defensor de este certamen.
Será hasta el 2021, entre el 24 de septiembre y el 3 de octubre de 2021, cuando Los Mochis y Ciudad Obregón albergue esta competencia internacional, luego de que no fuera posible desarrollarse en sus fechas originales: del 30 de septiembre al 9 de octubre de 2020.

Por último, pero no menos importante, los próximos meses serán vitales para la continuidad de los Juegos Olímpicos de Tokio, en los que la selección mexicana de beisbol y la selección de softbol ya tienen boletos asegurados.
Esas dos disciplinas regresaron al programa olímpico por primera vez desde su salida en 2008 y, si toda la situación mejora, veremos al Tri varonil y femenil buscar una medalla en el lejano Oriente.

Tags:
  • Compartir esta Noticia:
  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • Digg

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.