fondo
Beisbol Estatal — 01/09/2019 4:57 pm

EL FRACASO DEL BEISBOL ESTATAL EN LA CAPITAL TIENE AUTOR MATERIAL

 

OPINIÓN BRUNO DELGADO GOMEZ.- La funesta actuación del equipo Dorados de Chihuahua en el longevo Campeonato Estatal de 1ª fuerza desató una marejada de comentarios, opiniones negativas, críticas y culpabilidades, generó sentimientos de coraje, ira, decaimiento, desencanto, mire, todo lo que Usted pueda imaginar.

Los colegas de la crónica radial capitalina acusaron y señalaron de forma desmedida como responsable de la situación a Luis Bustamante presidente de la Segunda Zona por su desinterés y desconocimiento que llevaron a Dorados a una deplorable actuación que concluyó con la eliminación temprana del equipo en los play offs.

El fracaso fue sentenciado desde la ratificación de Bustamante, el conflicto se cultivó cuando no se le permitió al Municipio de Chihuahua por parte de la Asociación Estatal elegir a quien llevaría las riendas de  la Segunda Zona, aquí comenzó la primer grieta, cotos de poder político que matizaron el tema. Este trance desencadenó la falta de planificación para la administración de la temporada, fue nula la participación de patrocinadores, en lo deportivo la capital no buscó reforzarse al no concretar canjees de peloteros con otras zonas mucho menos hablar de contrataciones de jugadores de fuera entre otros factores que detonaron la debacle.

Sin embargo, hubo quien no se quedó de brazos cruzados y capitalizó a su favor toda esta trama orquestando lo que puede ser considerado uno de los actos de corrupción más grandes en la historia del beisbol estatal, fue el propio director del Instituto Municipal del Deporte Orlando Villalobos Seáñez quien amenazó y corrompió a una gran cantidad de jugadores del equipo obligándolos a realizar un pobre desempeño dentro del terreno de juego.

Apreciado lector, ¿cómo se explica Usted que un equipo pueda llegar a ser tan mediocre?, muy sencillo, dicen, Orlando Villalobos siempre tuvo el control de la situación durante la temporada y la jugada le resultó, pero el trabajo sucio no fue perfecto, a una semana de la eliminación de Dorados se ha filtrado por parte de algunos integrantes del equipo la forma en la que se operó.

Resulta según explican, que al no haber existido inicialmente un arreglo con el Municipio, la Segunda Zona se vería estrangulada financieramente conforme fuera avanzando el campeonato, Orlando Villalobos dejó que fuera pasando el tiempo y éste jugó con él a su favor, una vez tronado Bustamante en lo económico, Villalobos comenzó a operar.

Primero, cedió solo una parte del presupuesto que ya estaba destinado para el equipo, eso le permitió poder manejar algunos hilos, acto seguido indican, ordenó el nombramiento de Alejandro Bobadilla como entrenador quien actualmente me informan se desempeña como empleado en el Instituto del Deporte Municipal.

Posteriormente, el dirigente que despacha desde las oficinas del Centro Tricentenario fue citando uno a uno de los personajes involucrados en su propósito para detallarles cómo debían actuar, forzándolos externan, a seguir el plan al pie de la letra o habría serías consecuencias. Las amenazas contemplaban el despido de algunos empleados, trascendió también que Jorge Morales es parte de la plantilla del deporte en el municipio.

Parte del modus operandi, exponen, se basó en que ciertos jugadores recibían de Orlando Villalobos un segundo sueldo a cambio de jugar mal para el equipo, entre pitchers, bateadores, jugadores de cuadro, aunque argumentan no todos estuvieron involucrados, solo aquellos que tienen un compromiso cercano con el funcionario de la presidenta Maru Campos.

No todo fue amenazas, también hubo promesas para que quienes obedecieran, ya que además de su pago doble, serían considerados para el campeonato 2020 una vez se concretara que el municipio asumiera nuevamente la administración absoluta de la Segunda Zona.

Es increíble la forma tan vorágine con la que puede llegar a actuar una persona enferma de poder y con actos de corrupción como los que se le han señalado a Orlando Villalobos desde el inicio de su administración, el propio Miguel Riggs cuando fue síndico municipal presentó una serie de observaciones administrativas al Instituto del Deporte que fueron sofocadas por el aparato municipal.

En el campeonato 2017 con Orlando Villalobo al frente, fue la primera ocasión que el deporte municipal rompió con los Dorados de Chihuahua, en ese entonces Saúl Rocha ¨El JR¨ denunció a Villalobos públicamente de no permitirle trabajar con libertad y que éste pretendió quitarle la operación de la venta de cerveza durante los partidos, un mes después de iniciado el torneo, el municipio se separó del equipo. La historia se repitió en el 2018 cuando una vez más Villalobos desde su posición buscó operar la administración de la Segunda Zona, en esta ocasión existía una relación todavía ¨sana¨ con Luis Bustamante, pero a mitad del torneo se acabó el encanto y una vez más municipio se echó para atrás.

Al parecer, dicen, Orlando Villalobos ha pretendido seguir los pasos aunque a menor escala de su hermano Jorge Iván Villalobos Seáñez quien actualmente y por segunda ocasión se desempeña como diputado local en Sinaloa por la vía proporcional, es decir no fue electo mediante el voto popular. A Jorge Villalobos se ubica por parte del equipo de trabajo del actual senador por Chihuahua Gustavo Madero Muñoz, incluso fue Coordinador de Asesores de éste cuando Madero fue presidente del Senado, después pasó a ser su Secretario Particular cuando Gustavo asumió la presidencia nacional del Partido Acción Nacional.

El propio Jorge Villalobos también ha sido parte de escándalos públicos nacionales, en el 2013 siendo legislador de Sinaloa realizó tráfico de influencias a nombre de altos funcionarios de la Secretaría de Hacienda, tramitaba permisos para Casinos a cambio de favores políticos, también en el 2014 fue el autor del video escándalo de los ¨diputables¨ cuando en agosto de ese año y en compañía de otros diputados durante la Convención Plenaria del PAN en Puerto Vallarta Jalisco realizó una fiesta con bailarinas exóticas de reconocido table dance en un prestigiado hotel de dicha ciudad costera, acto que le costó dejar la vicepresidencia de la bancada del PAN.

Con estas acciones todo parece ser que Orlando ha querido alcanzar los niveles de su hermano Jorge, realizando actos de corrupción como los que recientemente se han ventilado entorno al Instituto del Deporte Municipal de la capital con el equipo Dorados de Chihuahua, situación que debe detonar en una averiguación exhaustiva por parte de la Asociación Estatal así como de la propia Maru Campos presidenta municipal.

El tema va dar mucho de qué hablar en los próximos días y vaya Usted a saber qué más trapitos sucios puedan salir a la luz pública, quizás haya que escarbarle también en el equipo estatal de baloncesto Dorados de Chihuahua, en las funciones de boxeo que ha organizado Villalobos y en su administración en general como el tema de la becas que se otorgaron de forma discrecional favoreciendo a ciertos grupos y afectando a la comunidad deportiva capitalina. 

Hágame llegar su opinión a la siguiente dirección

bruno.delgadog74@gmail.com

Bruno Delgado G.

Tags:
  • Compartir esta Noticia:
  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • Digg

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.